Chocolate en la Colonia

Los primeros europeos en las Américas confundieron la esbelta semilla del cacao por una variedad de almendra. No les tomó mucho tiempo para descubrir la riqueza y los beneficios de la bebida amarga que los mayas confeccionaban con dichas semillas: el chocolate. Los europeos le agregaron otros sabores, inicialmente azúcar, y lo convirtieron en una dulce confección. El chocolate llegó a ser la bebida predilecta de las cortes reales europeas. Y en 1674, luego de muchos años de descubrimiento y desarrollo, el cacao fue convertido en lo que nosotros ahora conocemos como el chocolate.